Sydney

image

Adiós a la auto. Mas de 5.000 km rodando por el este de Australia y ya nos toca dejarla. Volvemos a hacer las maletas y al hotel.
Sydney da para mucho y tenemos que planificarnos. Vamos a la oficina de información que está en la zona del puerto y preparamos los tres próximos días en Sydney.
También cogimos un bono de 10 viajes de autobús (lo venden en quioscos y tiendas) para movernos del hotel al centro con el que te ahorras un 40% respecto al billete individual.

Primer día
Paseo por el puerto (Circular Quay), por la zona donde atracan los trasatlánticos, salen los ferrys que cruzan la Bahía, la Opera, … La Opera,

image

el edificio emblemático de la ciudad reproducido hasta la saciedad en las estampas de Sydney, te atrae y decepciona al mismo tiempo. El exterior es muy llamativo, especialmente las cúpulas en forma de vela. La situación es excepcional y la orientación también. Pasear por sus alrededores es agradable y bullicioso a partes iguales. El interior pierde la espectacularidad del exterior y te deja el sabor agridulce. Evidentemente hay que ir.
Este primer día nos coincidió con la copa de Melbourne de hípica. Este evento es muy celebrado por todo Australia y en Sydney nos cruzamos con muchas fiestas privadas por todo el centro donde sus invitados iban con las mejores galas, que el atuendo femenino incluía un curioso tocado o mini sombrero que no pasaba desapercibido.
Ya por la tarde cogimos un ferry a Manly con la intención de ver la bahía y la ciudad desde la bahía mientras vamos y volvemos de Manly, una zona residencial agradable para un paseo.

Segundo día
Para este día y el siguiente cogimos un billete de bus turístico que te podías subir y bajar cuantas veces quisieras. Muy cómodo para poder visitar la zona que quieras sin tener que averiguar que autobús urbano necesitas.
Nos dedicamos mas a la ciudad. La zona económica, Hyde Park (si, tienen muchos nombres de origen inglés), el Ayuntamiento, la catedral de St Marys, etc. La ciudad tiene mucho movimiento hasta las 17h. A partir de esta hora unos se van para casa y otros a tomar algo al pub. Mas tarde de las 19h. se vacían las calles excepto en sitios señalados y fiestas de guardar.

Tercer día

image

El autobús tenía dos tour, uno por el centro y otro recorriendo las playas de Sydney. Para este día fuimos a la playa por excelencia de los lugareños y surfes, Bondi beach. Una playa dividida en dos, una parte para el surf y otra para los bañistas. La verdad es que las olas aquí pegaban con fuerza y

image

te arrastraban. Había mucha gente tomando el sol (que pegaba de narices) nadando y surfeando (tantos que parecía que iban a chocar entre ellos). Por cierto, había gente que cogía las olas nadando y estas los arrastraba hasta la orilla. No lo había visto antes.

Y se acabó lo que se daba. Vuelta al hotel a hacer las maletas y nos despedimos de Australia brindando con un Champagne Australiano.

Anuncios

Blue Mountains

image

Nuestra última parada antes de Sydney, el Parque Nacional Blue Mountains. Nos dirijimos con la auto hacia Katoomba, punto mas habitual de entrada al parque nacional. Durante el camino no vemos montañas por ningún sitio y empezamos a pensar que nos habíamos equivocado. ¿Donde están las montañas? Al llegar al punto de información lo entendimos. Las Montañas Azules (Blue Mountains) son mas bien un inmenso cañón excavado por el agua con escarpadas paredes de piedra y eucaliptos gigantes en su valle. Desde el gran mirador que tienes en la zona de información de Katoomba puedes admirar su gran dimensión.
Evidentemente los senderos son muchísimos. Los hay por las paredes salpicados constantemente de pequeños miradores, por el valle, de varios días, de una hora, etc. Hacemos uno corto que sale de la zona de información y va por las paredes de piedra. Es un paseo impresionante que nos deja un sabor agridulce al darnos cuenta de lo que nos perdemos por no poder hacer otros caminos.
Por cierto, si llegáis en coche el parking de la zona de información es caro, 4$ la primera hora y algo mas las siguientes. Mucha gente aparca en otras zonas desde las que también puedes iniciar los senderos como desde cerca del camping.

Hunter Valley – Nos acercamos al vino

image

Otro pequeño desvio de la ruta de la costa. En esta ocasión por un gran motivo, visitar un valle productor de vino. Es el primer sitio de Australia donde se produjo vino que posteriormente calló respecto a otras zonas del sur como Adelaida, Melbourne o Tasmania. Según comentan últimamente se está  recuperando y cogiendo protagonismo. Hay multitud de bodegas y viñedos en ocasiones salteadas por granjas agrícolas o ganaderas.
En muchas bodegas puedes catar sus vinos y se conforman con que les compres alguna botella. También muchas tienen restaurante y puedes comer o cenar con sus vinos. Nosotros no podíamos ir catando por las bodegas por aquello de conducir una auto y por la izquierda. Eso y el alcohol son mala combinación. Optamos por cena con vinos locales. Encontramos la bodega Nightingale Wines en un bonito lugar,
image

con sus viñedos alrededor y unos escurridizos canguros saltando entre las cepas para darle la imagen Australiana autentica. Al ir a preguntar por las cenas y ver que íbamos en autocaravana nos ofreció quedarnos allí aparcados, pudiendo enchufar la luz y usar el baño, para no conducir después de la cena y el alcohol. Un ofrecimiento que aceptamos y estaremos eternamente agradecidos.

Aprovecharé esta ocasión para extenderme algo sobre vinos y comida.

vinos La mayoría de los vinos son monovarietales, siendo las uvas mas usadas en blancos la sauvignon blanc, chardonnay, shiraz, pinot, semillon, riesling y en tintos merlot, cabernet, sauvignon. Para mi gusto los blancos les dejan un poco flojos, con poca personalidad y con tendencia dulce. Tampoco son baratos, andan rondando los 15 $ por botella. Los tintos no tienen crianza (yo no vi ninguno) y les faltaría un poco de frescura para ser cosecha. En general me parece que están bien y algunos muy bien. También influirá en mi valoración que tengo el gusto muy influido por los vinos españoles.
En la bodega que estuvimos tenían un chardonnay con 6 meses en barrica de roble americano y francés que está muy bueno. Nos dieron a probar los tres blancos que hacen para poder elegir uno para la cena y nos decantamos por este. También tenían un verdejo con un sabor menos a verde que los españoles que le daba un toque particular.

Comida La cosa del comer nada bien. Por un lado la mayoría de restaurantes son asiáticos (ellos van mucho) y los restaurantes australianos son mucho de sándwich, fritos, salsas, patatas, hamburguesas, etc. Cuesta encontrar alguno que se curren un poco mas el plato y no es cuestión de caro o barato. Preguntas en información por restaurantes que elaboren una comida mas local y no saben donde mandarte fuera de los ya nombrados.
En la bodega comimos bien, se curraron el plato, pero sin ser nada especial. He comido cientos de veces mejor.
image

Cuando marchábamos pasamos por Wollombi que tenían una feria anual de venta de maquinaria, delicatessen, vino, aceite, etc salteado con actuaciones, disfraces de época, maquinaria antigua, muñecos rellenos de paja y cualquier cosa que se les antojaba graciosa. Estaba bien pero claro te tiene que coincidir la fecha.

Dorrigo National Park

image

Nos desviamos un poco de la costa para visitar el Parque Nacional Dorrigo. Se llega por Bellingen. Es un bosque lluvioso, muy tupido, con lianas como las de Tarzan y arboles muy altos que pugnan por la luz. Como en otras ocasiones tienes recorridos para todos los tiempos y energías. Todo bien señalizado y gran parte del recorrido preparado como un caminito. En este caso incluso tienes pasarelas elevadas que te permiten observarlo todo mas cerca de las copas de los arboles. Para llegar a la entrada del parque hay que recorrer una parte de la ruta de las cascadas. Al principio es una ruta serpenteante de montaña y luego se va relajando entre verdes praderas.

image

Nosotros vimos pocas cascadas por la escasez de agua y como en otras ocasiones hicimos un recorrido corto. Yo me saltaría esta parada si vas escaso de tiempo.
Mención aparte merece el pueblo de entrada. Un tranquilo y alternativo pueblo donde puedes encontrar masajes de relajación, comida vejetariana, galerías, etc. Todo en su calle principal con algunos edificios de rancio abolengo.

Byron Bay – Surf & Hippies

image

Llegando a la costa cogemos la Pacific Hwy (A1) y seguimos nuestro camino hacia el sur por la costa. Nuestro destino Byron Bay, una ciudad para surfers, hippies y gente variopinta. Eso leímos de ella y la verdad creo que la reflejan muy bien.

Surf. Playas por todos los lados facilitan la practica del Surf. Se veía mucha gente con tablas, tiendas especializadas, cursillos, un sin fin de cosas alrededor del surf. A mi me parecía que había pocas olas, pero eso puede ser un mal día o que no tengo ni idea de surf así que mejor me callo.

Hippies. No hablamos de los del 68 sino de los actuales. Una mezcla de asceta tecnológico. También la ciudad daba buen ambiente en ese sentido. Se hace agradable dar un paseo en ese ambiente.

Gente variopinta. Esta la vas encontrando por todos los sitios, pero aquí se concentra mas de lo habitual. El que se llevó la guinda fue un chico con rastas y una serpiente de por lo menos metro y medio enroscada como si fuese una bufanda paseando por la calle. A mi me sorprendió pero a los demás que pasaban a su lado se les veía en la cara que también. Incluso me atrevería a decir que es gente rara, pero lo dejaremos en variopinta.

image

Ademas del paseo por el pueblo, bañarte en sus playas, puedes hacer un pequeño recorrido por el sendero del Cape Byron. Por el vas tocando varias playas y acantilados con bonitas vistas pasando por zonas boscosas donde puedes ver iguanas. Al final llegas al faro 1901, de los mas orientales y potentes de Australia.

Carnarvon National Park

image

Seguimos hacía el este pero antes de llegar a la costa hacemos una parada en el Parque Nacional Carnarvon. Un cañón de escarpadas paredes de piedra a sus lados, excavado por un río. Fuimos hasta Rolleston, el pueblo mas cercano, a solo 70 km. de la entrada del Parque, de los cuales 30 son un camino de tierra.
En la zona de información nos dieron un planito y a caminar. El sendero o pequeño camino está bien señalizado y la dificultad es baja. Hay unos ramales que van saliendo a derecha e izquierda que te permiten subir a las zonas altas del cañón pero de mayor dificultad. Recorrerlo todo te puede llevar varios días. Te recomiendan ir prontito porque al atardecer pueden formarse tormentas, y se formó. Esta vez hicimos caso y nos fuimos pronto, ya circulando por carretera nos pilló un tormenton que bajó la temperatura casi 20℃.

Nuestro recorrido al ir con niño fue el sencillo. Caminamos por el sendero que va junto al río hora y media hasta llegar a un remanso donde comimos, mientras el peque se remojaba en las aguas templadas del río. La vuelta fue rápida, aunque eso sí, estuve todo el camino inventandome cuentos de Nomos porque por aburrimiento, que no por cansancio, dejaría de andar.
Muy cerca del Parking del parque hay una poza del río que por algunas zonas te puede cubrir  y te puedes dar un refrescante baño, pero no totalmente relajante. Al llegar te ponen un cartel que cuidado con los peces gato (traducción literal) que te pueden morder. También en el centro de información tenían una colección de serpientes venenosas que habitan esas zonas. Lo normal, como fue nuestro caso, es que no veas a estos animales ni de lejos pero claro estas todo el rato mas alerta de la cuenta.

Outback

image

Así llaman a la inmensa zona central semidesértica. No queríamos irnos sin pasar un poco por ella. Hay que atravesar la Gran Cordillera Divisoria para llegar al Outback. La ruta fue Charters Towers → Hughenden → Winton → Longreach → Barcaldine → Emerald, 1500 km. de los que 1200 fueron por el Outback (la primera y última localidad están al lado este de la Gran Cordillera)
Nada más atravesar empiezas a notar que te estas dirigiendo a una zona mas árida. El verde cambia por el amarillo y la temperatura va subiendo.  Llegamos ha estar a 40℃ y no estamos en la peor época.

image

El calor se hace insoportable cuanto mas al oeste vamos, las moscas son pesadisimas, los pueblos están muy separados (puedes encontrar hasta 200 km. entre pueblos), no hay cobertura de movil en las carreteras ni en muchas poblaciones, en fin, el Outback. Otra forma de vivir Australia diametralmente opuesta a la zona más costera. Nos pareció interesante tocar esta zona en la que a veces parece que estás en el oeste Americano y otras en las planicies Africanas con sus llanuras y su tierra roja. Incluso vimos Baobas. La recompensa era nocturna, no tanto por la temperatura como por los cielos estrellados, impresionantes.

image

Evidentemente esperábamos que la auto no nos fallase y que si lo hacía no pasase mucho tiempo hasta que otro vehículo se parase a ayudarnos.
Me imagino que tiene que ser duro vivir en esos lugares, especialmente en las granjas, que todo lo que necesitas lo tienes a mucha distancia.
Como introducción al Outback se nos hizo suficiente. Para otro momento queda una ruta interesante de sur a norte cruzando Australia por el centro.
También vimos que en el invierno Australiano o principios de primavera puedes sacar mas partido a esta zona al tener un clima mas benevolente  con rutas a pie y otras excursiones.